Traducción y negocios internacionales

La traducción es la pieza clave y fundamental para los negocios internacionales. Sin ella, sería muy difícil, sino imposible, conseguir ampliar un negocio más allá del país de origen. La decisión de expandirse conlleva muchas dificultades, pero la más importante es la del idioma.

Los negocios internacionales deben ser muy cuidadosos con la comunicación y el marketing. Una mala traducción o, ya solo, una mala comunicación puede acabar con unas consecuencias económicas muy graves. Por lo cual, es imprescindible contar con profesionales de la traducción desde el primer momento de la ampliación internacional del negocio.

Importancia del traductor en los negocios internaciones

Ya sea un negocio nacional o internacional, la imagen que da la empresa a los clientes es una de las cosas más importantes, por no decir la que más. En los negocios nacionales, los dueños del mismo conocen la cultura y las tradiciones del lugar, por lo tanto, no es imprescindible contratar a alguien que ayude en ese aspecto. Pero en los negocios internacionales la cosa cambia bastante. Las culturas son muy diferentes entre ellas y, por lo tanto, lo que es normal en un país, en otro puede ser algo muy grosero o de mal gusto. Por ello necesitamos a un experto en las culturas, para no cometer errores que puedan perjudicar gravemente a la empresa y no solo acabe en una mala imagen, sino también en pérdida de dinero. Aquí es donde entran en juego los traductores y las Agencias de traducciones. Ellos conocen bien la cultura de los idiomas a los que traducen y no solo traducen los textos necesarios, sino que los adaptan a la cultura de destino.

También son muy importantes para el Marketing. Todos conocemos de algún anuncio que ha causado controversia por culpa de su traducción, lo cual se debe a que no había un traductor para revisar la campaña de Marketing. Pero ya no solo es importante para que no se dé una mala traducción, sino que también para asegurarse de que la campaña de Marketing va a funcionar desde un punto de vista cultural. El traductor es la persona que más va a conocer a los clientes de la cultura determinada y, como es experto en esa cultura, sabrá si la campaña funcionará bien con los clientes de esa cultura o no.

Y, como es obvio, el traductor es muy importante para la documentación. Tener una empresa internacional conlleva tener que enviar y recibir cientos de documentos en diferentes idiomas. Es por ellos que es importante contar con un grupo de traductores o contratar a una Agencia de traducciones. Dentro de un negocio se necesitan traducciones de y hacia idiomas muy variados y diferentes entre ellos, por lo que contar solo con un traductor no valdría. Además, los documentos necesarios en los comercios internacionales tienen una temática muy variada y requieren de diferentes tipos de traducciones. Algunos ejemplos de las traducciones que se realizan en una empresa internacional son: traducción financiera (balances, cuentas anuales), traducción jurídica (contratos), traducción jurídica y económica (facturas, albaranes), transcreación y localización (marketing, página web). Por ello no solo se necesitará un grupo de traductores de varios idiomas, sino que es importante asegurarse de contar con traductores de cada idioma que se necesite especializados en los diferentes tipos de traducciones necesarias.

Contratar una Agencia de traducción para los negocios internacionales

Ya hemos visto lo importante que son los traductores para el comercio internacional. Por ello, hay que asegurarse de tener contratados traductores para que la empresa salga adelante. Pero también hemos abarcado la gran cantidad de idiomas y temáticas de los textos que llegan a este tipo de empresas.

Siempre se pueden contratar a traductores freelance para cada documento que necesite traducción en la empresa, pero esto puede ser un proceso muy largo y laborioso. No solo hay que encontrar a un traductor, sino que hay que asegurarse que sea especialista en los idiomas del documento en cuestión y, además, de la temática del mismo. Tener que realizar esta búsqueda una vez puede no suponer mucho, pero tener que realizarla con cada documento que llegue a la empresa, debe ser agotador. Por ello tenemos la alternativa de contratar a una Agencia de traducciones.

Cada Agencias de traducciones tiene una base de datos que cuenta con una lista de traductores con su combinación de idiomas y los tipos de traducción que realiza cada uno. Por lo tanto, es tan fácil como contactar con ellos con la combinación de idiomas deseada y el documento a traducir y ellos encontrarán al traductor que mejor se ajuste a las necesidades de la traducción. Además, estos traductores han pasado una prueba de traducción antes de entrar en esta lista, por lo que nos aseguramos del que la traducción que hagan sea de calidad. Por otro lado, además de tener traductores, las Agencias de traducciones cuentan con correctores y maquetadores, estos entran dentro de la tarifa que d la Agencia de traducciones. Por lo que al contratar a una Agencia nos aseguraremos no solo de que la traducción es buena, sino que no contendrá erratas o faltas de ortografías y no tendremos que buscar, además, un maquetador si el traductor freelance no oferta ese tipo de servicios.

En resumen, para que un comercio internacional tenga éxito, es muy importante contar con un grupo de traductores. Estos no solo traducen los textos necesarios para cualquier tipo de trámite, sino que podrán aconsejar sobre la cultura de destino para que nuestros productos, el marketing y la imagen que se da a los clientes sean de la mejor calidad.



Deja una respuesta