Traducción web profesional

La traducción web se ha convertido en uno de los tipos de traducción más importantes y solicitados en los últimos años, pues internet ha cobrado una gran importancia en nuestras vidas. Tanto es así, que todos los aspectos de la vida se han visto modificados por este invento; ya sea pedir cita médica o comprar en el supermercado, todo se puede hacer a través de internet.

De hecho, internet se ha convertido en la forma más utilizada de comunicación. Las cartas y llamadas han sido destronadas por videollamadas, correos electrónicos, chats y redes sociales.

Por ello, todas las empresas que quieran tener éxito deben tener una página web para darse a conocer y que el cliente pueda informarse y contratar sus servicios. Además, tener página web ayuda a darse a conocer alrededor del mundo y, así, aumentar la clientela.

Beneficios de tener tu página web traducida

Si ya de por sí que una empresa tenga una página web tiene muchos beneficios, que la tenga traducida otorga muchas más ventajas.

En primer lugar, traducir la página web hará que la empresa llegue a mercados de otras ciudades, países y continentes. Así, tendremos la oportunidad de aumentar las visitas de la web y, por tanto, aumentar las ventas o contrataciones.

Por otro lado, ayudará a mejorar la imagen de la empresa. Tener la posibilidad de cambiar la web a diferentes idiomas, hace que los clientes tengan una imagen de la empresa de profesionalidad.

Además de mejorar la imagen de la empresa, hará que los clientes tengan una mayor confianza. Al tener los clientes la opción de cambiar la web a su idioma materno, confiarán más en la empresa porque podrán entender todo sin ningún tipo de problema.

Por último, a cuantos más idiomas se encuentre traducido una página web, mayor posicionamiento tendrá la web y, por tanto, a más gente le aparecerá en los buscadores de internet.

Importancia de una buena traducción web

Tras ver la importancia de traducir las páginas web, debemos hablar de lo importante que es que la traducción sea de calidad. Esto se debe a que las malas traducciones de páginas web hacen que todas estas ventajas desaparezcan.

Muchos buscadores penalizan las malas traducciones y las malas redacciones y faltas gramaticales. Los buscadores hacen que las páginas web mal traducidas o redactadas tengan un tráfico web bajo al ponerlas en un posicionamiento muy bajo.

Pero no solo los buscadores penalizan las malas traducciones. Los clientes son los más críticos y, sobre todo, desconfiados. Así, si encuentran una página web con una mala redacción o traducción abandonarán la página web sin comprar ni contratar y lo más probable es que no la vuelvan a visitar ni la recomendarán.

La traducción web profesional

Es muy importante contratar a un traductor profesional para traducir una página web. Esto se debe a que la traducción de páginas web va más allá de una traducción tradicional. Para traducir correctamente páginas web hay que tener conocimientos de localización.

La localización dentro de la traducción consiste en adaptar el mensaje a la cultura meta. Pero no se centra solo en el texto, si no en los elementos adicionales dentro del texto como imágenes, la forma de maquetación, la tipografía, etc. En definitiva, la localización es la adaptación idiomática y cultural de un texto. Por tanto, para poder realizar un buen trabajo de localización, los traductores deben tener un gran conocimiento del mercado y de la cultura a la que va dirigida la traducción.

Nunca podemos fiarnos de las traducciones realizadas por traductores automáticos, pero menos cuando debemos traducir páginas web. Pues, sabiendo en qué consiste la localización, vemos de forma clara que cuando se quiere traducir una página web a diferentes idiomas para que esta pueda llegar a clientes en distintos países del mundo es necesaria emplear la localización para adaptar la web a la cultura de destino.

Por tanto, debemos contratar a traductores profesionales para llevar a cabo este trabajo. Pero tampoco podemos contratar a cualquier traductor. Debemos elegir a traductores o agencias de traducciones que oferten y sepan de localización. Así, tendremos una traducción adaptada al mercado del idioma en cuestión y podremos aumentar las ventas, contrataciones y visitas.

En resumen, la traducción web es un proceso que no solo requiere de traducción, sino que es necesario llevar a cabo un proceso de localización para adaptar el contenido a la cultura meta. Al adaptar el texto a la cultura meta, nos aseguraremos de que no haya malentendidos por culpa del cambio de cultura y, así, aumentarán las ventas y visitas de la página. Por ello, lo más importante es contratar a profesionales de la traducción de páginas web y tengan un gran conocimiento y experiencia en localización.



Deja una respuesta