¿Cuál es la importancia de un traductor?

Para entender la importancia de un traductor, debemos partir sabiendo que la traducción lleva existiendo desde, prácticamente, la invención de la escritura. Es una de las actividades más importantes en este mundo tan globalizado donde se necesita la traducción de textos de forma constante todos los días. Gracias a la traducción tenemos avances científicos, acuerdos y pactos entre países; y podemos disfrutar de libros, series y películas de todos los países, entre muchas otras cosas. En definitiva, el mundo no sería como es ahora sin los traductores, de hecho, sería un mundo en el que los países estuvieran totalmente aislados los unos de los otros.

La importancia de un traductor radica en el hecho de que no pasa un día sin que consumamos alguna traducción: libros, películas, series, instrucciones de aparatos, prospectos, etc. Pero, es verdad, que los traductores pasan totalmente desapercibidos. Esto es muy bueno y muy malo a la vez.

Es algo bueno porque, como ya hemos visto en otras entradas, las buenas traducciones son aquellas en las que no se nota que ha habido un traductor por medio, es decir, que la traducción se percibe como un texto original. Las mejores traducciones son aquellas en las que no se nota que son una traducción. Si los lectores se percatan de que es un texto traducido, la experiencia de lectura no será la misma.

Pero, debido a que no se debe percibir al traductor en la traducción, su trabajo pasa totalmente desapercibido y nunca se le reconoce le al traductor el trabajo que ha hecho cuando, muchas veces, la traducción es casi mejor que el texto original.

Para darnos cuenta la gran importancia de un traductor y, claro, de sus traducciones, vamos a ver los distintos tipos de traducción que existen.

Tipos de traducción

Existen tantos tipos de traducción que resulta casi imposible mencionarlos todos. Entre ellos, encontramos:

  • Traducción técnica: traducción de textos con una alta cantidad de terminología. Este tipo de traducción cubre muchas temáticas. Algunos tipos de textos de los que se encarga esta traducción son manuales, instrucciones y fichas técnicas de productos, entre muchos otros.
  • Traducción jurídica: traducción de textos de carácter y temática legal. Entre estos textos podemos encontrar sentencias judiciales, documentos de identidad, etc.
  • Traducción jurada: traducción de textos que tienen carácter oficial y que deben tener una validez jurídica. A diferencia de la traducción jurídica, estos textos cubren temáticas muy variadas.
  • Traducción científica: traducción especializada en textos científicos con una gran cantidad de tecnicismos. Entre estos textos encontramos tesis doctorales y revistas científicas.
  • Traducción financiera: traducción textos de aspecto financiero, comerciales y económicos de las empresas. Podemos encontrar traducciones de balances y de cuentas anuales, entre otras.
  • Traducción económica: traducción de textos informativos de temática económica como resultados de una empres.
  • Traducción comercial: traducción de textos publicitarios, es decir, todo aquello relacionado con el marketing y la publicidad. Algunos textos de los que se encarga este tipo de traducción son catálogos, campañas publicitarias y estudios de mercado.
  • Traducción médica: traducción de textos que se dan en el campo de la medicina. Entre los textos podemos encontrar prospectos, recetas y consentimientos firmados.
  • Traducción literaria: traducción que se encarga de los textos literarios. Este tipo de traducción requiere creatividad.
  • Traducción audiovisual: traducción que incluye todo tipo de contenido que se consume a través de una pantalla. Esta traducción incluye la subtitulación, el doblaje y la autodescripción.

Como podemos observar, existen muchísimos tipos de traducción y, todas ellas, con características muy diferentes entre ellas.

Por ello, la importancia de un traductor viene también del nivel de especialización que necesitan en el tipo o tipos de traducciones a las que se vayan a dedicar. Cada tipo tiene unas características y terminología muy concretas. No solo basta con que tengan estudios relacionados con la traducción, necesitan especializarse.

Gracias a los traductores, un paciente extranjero puede ser atendido en un hospital o consulta médica donde no se habla su idioma, se firman acuerdos y tratados entre países, podemos consumir películas, series y literatura extranjera, y cualquier persona puede testificar en un juicio donde no se hable su idioma, entre muchas otras cosas. En resumen, la traducción es una profesión muy poco reconocida en el mundo, cuando, sin ella, el mundo sería completamente diferente a como es ahora y no podría estar tan avanzado ni globalizado. Por ello, deberíamos comprender la importancia de un traductor y apreciar el gran trabajo que hacen.



Deja una respuesta