Portugués: Diferencias entre Brasil y Portugal

El portugués es una lengua romance con unos 270 millones de hablantes, de los cuales unos 200 millones son nativos. Esto la convierte en la sexta lengua más hablada en el mundo y, además, es la lengua más hablada en el hemisferio sur.

Este idioma es la lengua oficial de países como Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Mozambique, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Timor Oriental. Además, posee pequeñas cantidades de hablantes en Goa y en Macao y en algunas zonas de la India, de Sri Lanka, de Malasia y de Indonesia.

A nivel internacional, el portugués es el idioma oficial de varios organismos internacionales como la Unión Europea, la Organización de Estados Iberoamericanos y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Además, dentro de España, el portugués tiene una gran importancia por la cercanía con Portugal, sobre todo en las regiones más próximas como Extremadura, Galia y parte de Castilla y León y de Andalucía.

Existen dos normas ortográficas vigentes del portugués: la europea, hablada en Portugal, y la brasileña.

Portugués brasileño

Esta variedad del portugués es la hablada en Brasil y en América Latina. Además, es la variedad más hablada, escrita y leída en el mundo.

El portugués brasileño cuenta con vocales más abiertas, lo que hace que se escuche más claro y sea más sencillo de entender y aprender. Esto hace que suene más agradable a nivel fonético y tenga una cadencia más atractiva para los oídos extranjeros.

Una diferencia muy notable con el portugués europeo es que esta variedad emplea el pronombre você, el pronombre más formal, en contextos tanto formales como informales. Mientras que el europeo hace una gran distinción y tutean a familiares y amigos.

Dentro de la escritura, en Brasil las estaciones del año, los meses o, incluso, las asignaturas se escriben con minúscula. Además, se estila el uso constante de los gerundios, mientras que en Portugal se sustituyen por infinitivos.

Existen diferencias en la escritura de muchas palabras como recepción, en Brasil se escribe recepção y en Portugal se escribe receção. Otro tema interesante es cómo se adaptan los extranjerismos en el portugués brasileño; este suele adaptar la grafía de las palabras extranjeras, así podemos tener la pelabra mídia,  que viene del inglés media.

También existen diferencias dentro del vocabulario como, por ejempo, la palabra tren, en Brasil se dice trem y, en Portugal, se dice comboio.

Portugués europeo

Esta variedad del portugués es la hablada en Portugal y en Europa.

A diferencia del portugués brasileño, en esta variedad se suelen marcar mucho más las consonantes, por lo que la sonoridad es más dura y parece mucho más cerrado. Esto hace que cueste más entenderlo y sea más complicado de aprender.

En cuanto a los extranjerismos, la variedad europea no suele adaptar la grafía al portugués, así tenemos la palabra media para el extranjerismo inglés media.

En cuanto a los tiempos verbales, ya hemos comentado que la variante europea suele emplear el infinitivo cuando la variante brasileña usa el gerundio.

Además, en Portugal es portugués es más formal, la gente se expresa con mayor propiedad y cortesía que en Brasil.

Por último, y como ocurre en muchos idiomas con sus diferentes variantes, existen palabras que se escriben y pronuncian igual, pero que no significan lo mismo. Por ejemplo, la palabra camisola significa «camiseta de fútbol» o «chaqueta» en Brasil, mientras que en Portugal significa «camisón».

Las diferencias entre ambos idiomas son notables y llamativas, pero estas se perciben con mayor frecuencia en el lenguaje coloquial y hablado; dentro del escrito estas no son tan significativas.

Traducciones en portugués brasileño y en portugués europeo

Aunque hemos comentado que las diferencias entre ambas variedades no son tan notables en el lenguaje escrito, es muy importante tenerlas en cuenta a la hora de traducir.

Una regla muy importante en el mundo de la traducción es localizar los contenidos, es decir, situarlos geográficamente. Esto es imprescindible para distinguir la terminología que más se adapta al receptor del texto.

Como ya hemos visto, no todas las palabras significan lo mismos en una variedad y en otra o, incluso, hay palabras que existen en la variedad europea que no existen en la brasileña y viceversa. Por ello, es muy importante que las traducciones al portugués se realicen teniendo en cuenta a qué público va a ir dirigido.

Por tanto, es imprescindible contar con una agencia de traducción que cuente con traductores nativos de ambas variantes.



Deja una respuesta