Los requisitos para ser un Traductor Jurado

Un traductor jurado se encarga de la traducción de aquellos documentos que necesitan tener carácter oficial y validez legal en el país de destino. Los textos que requieren de traducción jurada son documentos de una gran variedad de temáticas, no solo documentos de carácter jurídica como se suele creer, desde certificados a correos electrónicos.

Este tipo de traducción es de las más peculiares porque tiene unas características muy específicas que debe cumplir para poder tener el carácter legal necesario. Uno de sus requisitos es que la traducción la debe realizar un Traductor Jurado.

¿Qué es un Traductor Jurado?

Un Traductor Jurado es un traductor nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación acreditado para realizar traducciones juradas.

Estos traductores tienen un sello y una firma regulada por el MAEC que otorga a sus traducciones la legalidad necesaria.

¿Cómo ser Traductor Jurado?

Para convertirse en Traductor Jurado solo hay que pasar un examen convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Pero, para poder presentarse a este examen es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • El candidato debe ser mayor de edad.
  • El candidato debe tener nacionalidad española o de otro Estado miembro de la Unión Europea o de Suiza.
  • El candidato debe contar con un título español de Grado o Licenciatura correspondiente al nivel 2 o 3 del Marco Español de Calificaciones para la Educación Superior.

Una vez cumplidos estos requisitos, el candidato debe superar las tren pruebas en las que se divide el examen. Estas pruebas son de carácter eliminatorio, por lo tanto, se deben superar las tres para poder conseguir el título de Traductor Jurado. Estas pruebas consisten en:

  1. un examen de noventa minutos tipo test que consta de cincuenta preguntas de opción múltiple sobre la gramática y la terminología, de la materia del temario publicado, española sin diccionario ni ningún otro tipo de soporte;
  2. tres traducciones de diferentes temáticas e idiomas:
    1. traducción sin diccionario ni ningún otro tipo de soporte al castellano de un texto en el idioma en el que se presente el candidato de tipo general, literario, periodístico o ensayístico;
    1. traducción sin diccionario ni ningún otro tipo de soporte al idioma en el que se presente el candidato al castellano de tipo literario, periodístico o ensayístico;
    1. traducción con diccionario (este no puede ser ni electrónico ni un glosario hecho por el candidato) al castellano de un texto en el idioma en el que se presente el candidato de tipo jurídico y económico;
  3. una interpretación consecutiva y, si el tribunal lo considera necesarios, un diálogo, ya sea en castellano o en el idioma en el que se presente el candidato, con el examinado.

Una vez superada las tres pruebas, se acreditará al candidato como Traductor Jurado y se procederá a la expedición de su título. Además, se asignará un número de Traductor Jurado. Este número figurará en el título, en el sello y en el carnet acreditativo del traductor.

Sello y firma de los Traductores Jurados

El sello y la firma del traductor sirven para certificas la fidelidad y exactitud de sus actuaciones al traducir. En este sello debe figurar obligatoriamente los siguientes datos en castellano y sin ningún tipo de adición:

  • Nombre y apellidos del Traductor Jurado.
  • Idiomas en los que esté habilitado por el MAEC.
  • Número de Traductor Jurado.

Además, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación proporciona un modelo de este sello:

blank

Pero, para certificar las acciones de la traducción, el Traductor Jurado deberá emplear la siguiente fórmula:

blank

Además, para comprobar la autenticidad del texto original, el traductor deberá acompañar una copia del mismo, sellado y fechado en cada una de sus páginas.

Tasas para convertirse en Traductor Jurado

Una vez aprobado el examen, el traductor debe abonar unas tasas para que el Ministerio de Asuntos Exteriores realice la tramitación y expida el carnet de Traductor Jurado. En concreto, se debe pagar 45,77 € para la tramitación y expedición del título de Traductor Jurado y 6,30€ para la expedición, o, en su caso, sustitución, duplicación o modificación del carnet de Traductor Jurado. Por tanto, para poder convertirse en Traductor Jurada se deberá estar pendiente de las convocatorias de exámenes del Ministerio de Asuntos Exteriores y comprobar los idiomas convocados. Además, se deberán cumplir los requisitos mencionados más arriba y superar todas las pruebas.



Deja una respuesta