La traducción jurada debe ser realizada por traductores acreditados ante el MAEC

La traducción jurada es aquella que se realiza a los documentos que deben certificar su fidelidad y exactitud. Los textos que requieren de este tipo de traducción suelen tener carácter oficial y no tienen por qué ser de temática jurídica, como se suele pensar. Esta traducción se encarga de textos de temática muy variada, por poner algún ejemplo, podemos encontrar desde traducciones juradas hasta correos electrónicos o cuentas anuales entre otros.

Lo más importante de la traducción jurada, es que solo se considera tal si la realiza y está firmada y sellada por un Traductor-Intérprete Jurado. Los Traductores-Intérpretes Jurados son traductores acreditados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Acreditación ante el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación

Los traductores que quieran convertirse en Traductores-Intérpretes Jurados deberán pasar el examen del MAEC. A este examen solo podrán presentarse las personas mayores de edad, que tengan nacionalidad española o de otro Estado miembro de la Unión Europea o de Suiza y tener un título español de Grado o Licenciatura o un título correspondiente al nivel 2 o 3 del Marco Español de Calificaciones para la Educación Superior.

El examen del MAEC consiste en tres pruebas de carácter eliminatorio. La primera es un examen tipo test de 50 preguntas sobre la gramática y la terminología castellana. La segunda se trata de tres traducciones:

  1. Traducción sin diccionario al castellano de un texto en el idioma en el que se presente el candidato de tipo literario, periodístico o ensayístico.
  2. Traducción sin diccionario al idioma en el que se presente el candidato de un texto en castellano de tipo literario, periodístico o ensayístico.
  3. Traducción con diccionario (no puede ser electrónicos ni glosarios hechos por el candidato) al castellano de un texto en el idioma en el que se presente el candidato de tipo jurídico o económico.

La última prueba consiste en una interpretación consecutiva y, si el tribunal lo considera necesario, un diálogo, en castellano o en el idioma en el que se presente en candidato, con el aspirante.

Solo las personas que superen las tres pruebas serán acreditadas por el MAEC y podrán, entonces, ejercer como Traductores-Intérpretes Jurados.

Sello y certificación de los Traductores-Intérpretes Jurados

Cada Traductor-Interprete Jurado cuenta con un sello y una certificación regulado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. El MAEC tiene establecida una fórmula de sello y firma que deben seguir todos los Traductores-Intérpretes Jurados.

El sello debe seguir la siguiente fórmula:

Por otro lado, todas las traducciones juradas deben tener la certificación del Traductor-Intérprete Jurado, que debe seguir la siguiente fórmula:

«Don/Doña ……………………………………………(nombre y apellidos), Traductor/a-Intérprete Jurado/a de ……………………(idioma) nombrado/a por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, certifica que la que antecede es traducción fiel y completa al …………………………………………(lengua de destino) de un documento redactado en …………………………………………(lengua de origen).

En ……………………….…………..(lugar), a ……….…………………..(fecha)

(Firma)».

Carnet de Traductor Jurado

Además del sello y la firma, al Traductor-Intérprete Jurado se le expide, tras solicitarlo y pagar las tasas correspondientes, un carnet acreditativo como el de la foto.

En este carnet constan algunos datos del Traductor-Intérprete Jurado:

  • Foto del traductor.
  • Nombre y apellidos.
  • Número de DNI o pasaporte de un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.
  • Nacionalidad del titular.
  • Los idiomas para los que está autorizado.
  • Fecha de su nombramiento.

Para cualquier modificación de los datos se deberá solicitar la expedición de uno nuevo y, además, habrá que pagar las tasas correspondientes.

Para resumir, sabemos que solo los traductores autorizados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación pueden llevar a cabo una traducción jurada válida. Por tanto, es importante contratar siempre a Traductores-Intérpretes Jurados. Además, para comprobar si un traductor tiene el título de Traductor Jurado, además de poder exigir ver el carnet, podemos comprobar sus datos en la lista oficial de Traductores-Intérpretes Jurados del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.



Deja una respuesta