Beneficios de contratar una buena agencia de traducción para tu empresa

Las empresas son entidades que cuentan y producen una gran cantidad de documentación muy importante que se debe mostrar o enviar a otras empresas u organismos para regular su situación, para cerrar contratos o acuerdo. Si la empresa es internacional es necesario que toda está documentación se traduzca para poder funcionar y llevar a acabo su función en los diferentes países en los que esté establecida o en los que funcione. Por ello, es muy importante que estas empresas tengan contratada a una buena agencia de traducción que se encargue de traducir los documentos necesarios a los idiomas precisos.

¿Por qué contratar una buena agencia de traducción?

Cuando necesitamos la traducción de algún documento, tenemos dos opciones: contratar a un traductor freelance o contratar a una buena agencia de traducción.

Contratar a un traductor freelance tiene ciertos inconvenientes dentro de una empresa internacional. El primero, y más importante, es el idioma. Una empresa internacional necesita la traducción textos en muchos idiomas distintos y los traductores suelen trabajar solamente con dos idiomas. Esto supone que la empresa deberá contratar a varios traductores, cada uno especializado en un idioma distinto dentro de los necesarios para la empresa. Además, y aquí viene el segundo problema, la temática de los textos de una empresa son de temas muy varios, aunque en general serán de tema jurídico o económico. Esto supone que la empresa debe también cerciorarse de que los traductores que contrata son expertos en la temática de los diferentes textos o contratar a varios traductores especialistas en distintas temáticas textuales de un idioma concreto. Además, los traductores freelance no siempre estarán disponibles para poder realizar las traducciones y se deberá buscar a otro traductor. Por último, la mayoría de los textos se necesitan maquetados. Esto es algo que muchos traductores no ofrecen dentro de sus servicios y, solamente, entrega el texto traducido. Por tanto, la empresa necesitará contratar también a un maquetador.

Sin embargo, al contratar a una buena agencia de traducción no hace falta buscar traductores profesionales en diferentes idiomas y temáticas textuales ni a maquetadores. En resumen, las Agencias son el intermediario entre la empresa y los traductores. Cuando contratamos a una Agencia para una traducción solo tenemos que mandarles el texto y la combinación de idiomas que necesitamos. Ellos encontrarán al traductor que mejor se ajuste al trabajo dentro de los traductores presentes en su base de datos, revisarán el texto para buscarle errores y erratas y, además, mandarán el texto traducido maquetado.

Beneficios de contratar a una buena agencia de traducción

Podemos encontrar más beneficios todavía, además de todas los que hemos visto que tiene contratar a una Agencia frente a un traductor freelance.

En primer lugar, no hace falta tener a nadie contratado dentro de la empresa, lo que se resume en un ahorro económico. A las agencias solo es necesario contratarlas cuando se necesita una traducción.

En segundo, debido al gran volumen de trabajo, las agencias cuentan con una gran experiencia. Por lo tanto, son muy profesionales y realizan traducciones con muchísima calidad. Además, ofrecen rapidez para la entrega de las traducciones.

En tercer lugar, aunque ya lo hemos comentado, cuentan con una base de datos donde almacenan a todos los traductores con los que trabajan. Así, consiguen ofrecer sus servicios en casi cualquier idioma imaginable y en todas las temáticas y tipos de textos.

Por último, gracias a esa gran base de datos las agencias de traducción están disponibles durante todo el año. Por lo que se puede solicitar sus servicios en cualquier momento.

Encontrar una buena Agencia de traducción

Pero ¿cómo reconocemos una buena Agencia de traducción? Antes de contratar cualquier Agencia, es muy importante investigar sobre ella.

En primer lugar, debemos asegurarnos de que cuente y esté especializada con el tipo de traducción y la temática textual que necesitamos.

También es importante ver la experiencia con la que cuenta la agencia. Que una agencia cuente con más experiencia que otra no quiere decir que sea mejor, pero debemos tenerlo en cuenta; sobre todo, debemos fijarnos en las opiniones de los clientes.

Por otro lado, nunca debemos fijarnos de las tarifas demasiado baratas ni de plazos demasiado bajos. Una traducción de calidad requiere de tiempo para que el traductor pueda realizar su trabajo de manera óptimo. Y, como con todo, la calidad se paga.

Por último, es bueno que los traductores traduzcan a su lengua materna. Aunque esto no es necesario, pero la redacción de textos en la lengua materna suele ser mucho más naturas que en un segundo o tercer idioma.

Beneficios de una buena Agencia de traducción

Además de todo lo visto anteriormente, contratar una buena Agencia de traducción tiene grandes ventajas.

En primer lugar, la agencia se ajustará a los plazos establecidos con la empresa y no habrá retrasos en la entrega de las traducciones.

En segundo, habrá una buena comunicación entre la empresa y la agencia. Así podrán resolverse los problemas que puedan surgir de forma rápida. Por último, una buena agencia hará traducciones de calidad. Esto ayudará a las empresas a dar una buena imagen hacia los distintos clientes y empresas extranjeras con las que deba ponerse en contacto.



Deja una respuesta