¿Google Translator o Agencia de traducción?

En los últimos años, los traductores automáticos se han hecho muy populares entre todo el mundo. Tanto que muchas personas creen que pueden realizar buenas traducciones simplemente con un traductor automático en línea; ¿por qué van a contratar a un traductor profesional cuando pueden tener una traducción gratis y al instante insertando el texto en el Google Translator?

Para explicar por qué es importante la contratación de una Agencia de Traducción para la realización de traducciones es importante entender cómo funcionan los traductores automáticos en línea, en especial Google Translator.

Funcionamiento de Google Translator

El traductor automático de Google es una herramienta de consulta en línea que incluye más de cien idiomas y traduce palabras, frases, textos, páginas web e, incluso, voz, imágenes y vídeos haciendo que mucha información sea accesible de forma rápida. Para traducir, Google Translator utiliza lo que se conoce como traducción automática estadística, lo cual compara millones de documentos para buscar patrones y, así, encuentra la traducción más adecuada en cada momento. También tiene un sistema de traducción automática neuronal, lo que le permite aprender y mejorar las traducciones con el tiempo. Además, tiene una herramienta para que los usuarios puedan corregir traducciones hechas por el traductor automático, organizar su trabajo y puedan compartir traducciones, glosarios y memorias de traducción.

Ventajas de Google Translator

Es innegable que utilizar Google Translator tiene algunas ventajas.

En primer lugar, tenemos la rapidez de las traducciones. Con Google Transalator se puede tener traducciones de textos de hasta quinientas palabras en tan solo unos segundos.

En segundo lugar, la disponibilidad de idiomas. Como ya hemos dicho, este traductor automático en línea cuenta con más de cien idiomas en los que puede traducir y, por tanto, es raro que no podamos traducir el texto que queramos a un idioma.

Por último, Google Translator es una aplicación totalmente gratuita que puede utilizar cualquier persona en cualquier momento del día, haciéndola muy accesible.

Desventajas de Google Translator

Con todo lo visto en el funcionamiento del traductor automático en línea, parece un sistema bastante fiable, pero nada más cerca de eso. Google Translator comete muchos errores a la hora de traducir.

Por un lado, es importante destacar que todos los traductores automáticos traducen palabra por palabra, sin tener en cuenta el contexto ni la información escondida entre líneas ni la finalidad. Esto provoca que se pierda mucha, sino toda, información implícita y que el texto meta tenga poco sentido. También, suelen proporcionar frases muy artificiales, lo que hace que le falte fluidez y naturalidad a los textos.

Por otro lado, al basarse en otros documentos para traducir, no puede diferenciar las partes más importantes del texto, provocando que la traducción no haga hincapié en las partes necesarias. Además, suele cometer incongruencias a nivel gramatical y ortográfica.

Todo esto provoca que sea fácil saber cuando una traducción está hecha por un traductor automático porque tendremos textos muy poco naturales con faltas de coherencia e, incluso, fallos de traducción.

Contratar traductores

A diferencia de los traductores automáticos, los traductores no traducen palabra por palabra. Estos observan todo el texto y buscan todos los significados posibles y adecuan la traducción al contexto, a la finalidad y al cliente.

Además, son profesionales de la lengua, siendo, sobre todo, expertos en la lengua a traducir, pues suelen ser nativos de ese idioma.

Es verdad que, al contratar a un traductor, el trabajo no saldrá gratis, pero, aparte de estar pagando el servicio, se está pagando la fidelidad al texto y la calidad de la traducción que no ofrece un traductor automático.

El tiempo para traducir tampoco se puede comparar con el de estos traductores en línea, pero, al final, una traducción de muy alta calidad requiere tiempo y, recordemos, los traductores no son máquinas, necesitan su tiempo para leer el texto, comprenderlo y traducirlo.

Beneficios de contratar una Agencia de Traducciones

Las Agencias de Traducciones ofertan el mismo trabajo que un traductor autónomo, pero tiene más ventajas.

Las Agencias disponen de un gran número de traductores de diferente combinación de idiomas, por lo que será más sencillo encontrar a alguien que se ajuste a la necesidad de la traducción que llamando a traductores autónomo, porque alguna combinación o, simplemente un idioma, puede ser más complicada de encontrar. Las Agencias cuentan con una red de traductores muy amplia y son ellos los que hacen el trabajo de buscar al traductor idóneo para el trabajo.

Además, al tener esa red tan amplia de traductores, cuentan con la posibilidad de ofrecer una gran variedad de tipos de traducciones, como pueden ser la jurada, la técnica o la literaria. De otra manera, puede resultar difícil encontrar a un traductor autónomo especializado en un tipo de traducción concreta y, además, con la combinación de idiomas necesaria.

Por otro lado, sus traductores son todos profesionales en el campo de la traducción y tienen certificados en idiomas o estudios de traducción; normalmente tiene mucha experiencia o han pasado algún tipo de prueba y, por lo tanto, están capacitados para realizar traducciones de mucha calidad. En resumen, contratar a una Agencia de Traducción es de lo más beneficioso. Con una llamada o un correo especificando la combinación de idiomas que se necesita y una muestra del texto o explicación del tipo de texto a traducir, ellos encontraran el traductor ideal para su traducción y le dará un presupuesto. Y es una forma de asegurarnos de que las traducciones van a ser totalmente fiables al texto original y de calidad.